El Valle


mapa_caderechas

Hacia el noroeste de la comarca de La Bureba, en la provincia de Burgos, se localiza el Valle de Las Caderechas.  Se distingue del resto de la comarca por su particular relieve, su microclima y su vegetación.

El Valle está circundado por tres grandes formaciones geológicas: al este las parameras de la Lora, al norte los Montes Obarenes y al sur la depresión de La Bureba. Es un espacio de singular verdor, enclavado entre páramos y tierras de cereal. Una elevada cresta caliza, que asciende hasta las parameras, cierra el Valle por el norte y el oeste, abrigándole de los vientos dominantes. Los valles de Rucandio, Aguas Cándidas, Cantabrana y Río Quintanilla surcan a su vez la hoya que forma Las Caderechas.

El Valle de Las Caderechas es tradicionalmente conocido por la calidad de su fruta. En la documentación del Monasterio de San Salvador de Oña existen multitud de referencias a la producción de cerezas y manzanas que datan desde el año 1032 hasta el año 1318, en documentos de compra-venta, cesión de uso de fincas, arrendamiento, herencias y donativos a favor del Monasterio.
Asimismo, en el Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus Posesiones de Ultramar de Pascual Madoz, publicado en Madrid el año 1845, encontramos citas sobre la producción de manzanas y cerezas en las localidades de Bentretea, Castellanos, Huéspeda, Madrid de las Caderechas, Oña, Hozabejas, Padrones, Quintanaopio, Rucandio, Salas de Bureba y Terminón.

Para llegar al Valle desde Burgos, lo mejor es tomar la carretera que conduce a Poza de la Sal. Alcanzada esta villa, se debe continuar hacia Oña y, a la altura de Salas de Bureba, desviarse hacia Aguas Cándidas.

(Para ver el mapa en grande, pincha sobre la imagen)

naturaleza caderechas

El Valle de Las Caderechas se encuentra en la cuenca del Ebro. Está regado por el arroyo Caderechano, cuya fuente se localiza en Rucandio. El Caderechano desemboca en el río Hómino y éste a su vez se suma al río Oca después de haber recorrido 45 kilómetros por el sureste del Valle. El Oca sirve de límite oriental a Las Caderechas desde Oña hasta cerca de Cornudilla.

Tupidos bosques de quejigo, encina y pino resinero alfombran las laderas del Valle, intercalados con monte bajo de brezo, tomillo y otros arbustos.



En la espesura encuentran refugio corzos, ardillas y jabalíes, además de aves forestales como el herrerillo, el carbonero o el mochuelo.

En los ríos puede verse a los martines pescadores mientras se lanzan en picado a la captura de algún pececillo. Cernícalos, milanos y ratoneros sobrevuelan el Valle.

Un poco de historia…

Ya los hombres paleolíticos dejaron huella de su presencia en las cuevas del Valle de Las Caderechas y su entorno. De época romana le viene al Valle su nombre. Caderechas procede del vocablo latino “cataractae”, cataratas, en alusión a los numerosos saltos de agua existentes. Otra posibilidad, que apunta el historiador Julio Caro Baroja, es que el topónimo derive de la raíz celta “card” (pedregal).

historia

Desde la Antigüedad y hasta la Edad Media, los pueblos de esta zona estuvieron consagrados a la agricultura y la ganadería. En el siglo XVI se desarrolló la industria de los telares y el paisaje se pobló de plantaciones de lino. Fue también zona de arrieros, que empleaban sus monturas para llevar las mercancías hasta la calzada romana de Burdeos a Astorga, cruzando el Páramo de Masa.

Durante el siglo XX, las frutas de Las Caderechas, manzanas, peras, cerezas y melocotones, ganaron fama en el resto de España especialmente en Madrid y Andalucía.

 

Un poco de información…


turismoInformación práctica

Alojamientos, oficinas de turismo, restaurantes, …

 



ruta_valle_sensaciones

El Valle de las Sensaciones

Ruta por el Valle de las Caderechas, por Enrique del Rivero

 


ruta_senderismo
Las Canales de Madrid

Ruta de senderismo por el Valle de las Caderechas, por Enrique del Rivero

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn